Al volver de vacaciones hay que poner especial cuidado en la reanudación de rutinas con nuestras mascotas, especialmente perros y gatos. Tanto si la mascota ha viajado con nosotros, como si se queda con otras personas cuidadoras, hay una serie de recomendaciones a tener en cuenta para hacer frente al cambio de situación.  Estas son las principales:

  • Retomar gradualmente las rutinas con firmeza y teniendo en cuenta los buenos hábitos.
  • Vigilar la alimentación a nuestras mascotas y volver a establecer las horas más adecuadas y en las cantidades acostumbradas. Conviene repartir el alimento diario en un mayor número de porciones, pero de menor cantidad. De esta manera, se disminuye la ansiedad que puede aparecer cuando el tiempo de reposo aumenta.
  • Dar importancia a la higiene: baño, corte de uñas y cepillado de los dientes; son tareas fundamentales para la salud de los animales de compañía. También, conviene lavar los juguetes y accesorios. Con todo ello eliminaremos cualquier huésped indeseable, como pulgas y larvas que llevan o que se hayan colado en caso durante la ausencia.
  • Incorporar gradualmente todas aquellas actividades físicas que se realizaban antes. Si observas cualquier modificación drástica en la conducta, que perdure por mucho tiempo, debe ser considerada una señal de alarma.
  • Igualmente, hay que observar el estado de ánimo. Para las mascotas la vuelta de vacaciones puede suponer volver a pasar más horas solo en casa. La ansiedad por separación es un problema que se puede tratar con buenos resultados en la mayoría de los casos. Sin embargo, se trata de un proceso largo y con posibles recaídas. Si al volver a casa los primeros días de trabajo se detectan objetos rotos, orina o no toca o algún vecino nos avisa de que ha oído ladrar, hay que pensar en la ansiedad que pasa por la separación.
  • Estar alerta ante posibles enfermedades. Lo más recomendable es comenzar con una revisión veterinaria completa de las mascotas, especialmente después de un periodo vacacional. Esta es la única manera de descartar cualquier afección contraída en un ambiente diferente.

Hay que prestar especial atención a síntomas como:perro surf

  • pérdida de peso o del apetito,
  • diarreas o vómitos,
  • pérdida del equilibrio,
  • desorientación o falta de atención,
  • cambios en heces u orina,
  • caída del pelaje o pérdida de brillo.

Cualquiera de estos síntomas puede significar que algo no va bien. En caso de visitar un país extranjero, certificar con el veterinario que el animal no tiene ninguna enfermedad, informándole del lugar o país donde has estado. Según los casos y el país visitado puede haber pruebas veterinarias obligatorias.

Dr. Mauro Hernández

Consulta Veterinaria Torrelodones OCUVET

http://ocuvet.es/

 

1 Comment

  1. Estoy preocupada con las garrapatas por las últimas noticias. Me has comentado que vas a escribir sobre esto el otro día en la consulta. Por favor, me avisas. Gracias Dr.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*