INFORMACIÓN SOBRE LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN ANTIRRÁBICA

RECORDATORIO:

La vacunación antirrábica y la identificación individual tiene carácter obligatorio en perros y gatos desde los tres meses de edad.   En www.ocuvet.es dispensamos la vacunación de forma profesional facilitando todos los consejos sanitarios necesarios.   Pide cita para la próxima revisión de tu mascota.

 

CAMAPAÑA 2016 - FOTO

“La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y tras un exhaustivo análisis de carácter sanitario, jurídico y de la infraestructura veterinaria existente, ha sido sensible a la demanda realizada por este Colegio en relación al desarrollo de las Campañas Oficiales, adoptando la decisión de no convocarla a partir del presente año 2016, hecho que ya ha sido comunicado por su parte a los diferentes Ayuntamientos de Madrid.

Como es conocido por nuestras habituales comunicaciones al respecto, este  Colegio ha defendido el criterio de mantener la obligatoriedad anual de la vacunación antirrábica y la eliminación de la Campaña Oficial con precios tasados, considerando debe realizarse a precios libres por la red de Centros Clínicos y los Veterinarios Colaboradores existentes en la Comunidad de Madrid.

Por lo tanto y en base a la decisión de la Administración, a partir de éste año 2016 se actuará al respecto conforme a las siguientes directrices:

  1. La Administración no regulará el desarrollo de la “Campaña Oficial de Vacunación Antirrábica e Identificación Individual de la población canina, felina y de hurones de la Comunidad de Madrid”, como se ha venido realizando hasta la fecha.
  2. Se mantiene la obligatoriedad de vacunación con periodicidad anual en perros desde los tres meses de edad y estará recomendada en gatos y hurones.
  3. No se podrá vacunar contra la rabia a ningún animal que no esté previamente identificado y sometido a un reconocimiento de salud por parte del Veterinario Colaborador. Los Veterinarios Colaboradores están obligados a tramitar la documentación oficial relativa a la vacunación antirrábica (sellos oficiales, Cartilla de Salud y partes al RIAC) e identificación ( Cartilla de Salud y RIAC).
  4. La identificación individual tiene carácter obligatorio en perros y gatos desde los tres meses de edad, y voluntaria para los hurones.

campaña 2016      Por lo anteriormente expuesto, entendemos que debemos felicitarnos todos por este logro, y desde estas líneas trasladamos este mensaje al colectivo de Veterinarios Colaboradores para que asuman la responsabilidad derivada, en aras a ofrecer un adecuado y accesible servicio a los propietarios de animales de compañía para el cumplimiento de la normativa en vigor.”

INFORMACIÓN RECIBIDA DE COLVEMA (Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid)

 

 

 

 

 

Dr. Mauro Hernández

Consulta Veterinaria Torrelodones OCUVET

www.ocuvet.es

Tel. 91 859 13 39

 

MI PERRO TIENE CATARATAS, YA NO ES EL MISMO.

Una de las patologías oculares más frecuentes en los perros es la esclerosis nuclear. Se trata de un cambio en la transparencia del cristalino asociado a la edad y se diferencia de una auténtica catarata en que no es una patología sino un cambio senil. Un ojo con cataratas es un ojo enfermo, y como tal requiere tratamiento y seguimiento. Un ojo con esclerosis nuclear no es un ojo enfermo, no se agrava y no requiere tratamiento.

Este proceso ocurre también en las personas. Sin embargo, los perros no requieren de tanta agudeza visual para su vida cotidiana; en los perros, la visión es secundaria. El mundo de los perros es un mundo de olores, no de colores. Para una persona un pequeño déficit visual supone un gran impedimento. Si los perros tuvieran que leer o enhebrar agujas, estos pequeños cambios en la capacidad visual supondrían también un importante hándicap.

La esclerosis nuclear es un cambio senil que se produce como consecuencia del endurecimiento (y pérdida de transparencia) del núcleo del cristalino, de la porción central del cristalino. Es una evolución normal del cristalino, no es consecuencia de ninguna patología. Durante el día, como la pupila está más cerrada, lo que vemos a través de ésta es, prácticamente, el núcleo, la parte central del cristalino. En los perros con esclerosis nuclear la pupila coincide con área central opacificada. Si dilatamos la pupila farmacológicamente, como hacemos en la consulta, vemos que la periferia del cristalino sigue siendo transparente. Esto es lo que les ocurre a los perros de noche, se dilata la pupila y curiosamente tienen mejor visión nocturna.

El propietario suele alarmarse porque ve normalmente al perro de día y lo que ve es que presenta cataratas. Como es un cambio senil, va asociado a otros cambios propios de la edad: déficit cognitivo, artrosis, artritis…. En definitiva, el dueño ve que su mascota tiene mucha menos actividad y alegría asumiendo que las cataratas le impiden llevar una vida normal. Sin embargo, el déficit visual no es significativo y es un cambio tan progresivo que el perro ha ido adaptándose a él sin problemas. Si operásemos las “cataratas”, como nos piden muchos propietarios en estos casos, el perro no cambiaría. Su perro no es que haya dejado de ver bien, es que ha dejado de ser joven.

Dr. Mauro Hernández

Veterinario